Coger un taxi muchas veces puede parecer un acto poco respetuoso con el medio ambiente, puesto que es un vehículo de poca capacidad que atasca nuestras ciudades y contamina por sus combustibles fósiles.

Por suerte, han surgido empresas que ofrecen un servicio de taxis sostenibles comprometidos con el entorno urbanístico  y las emisiones de CO2 de los vehículos.

Estas empresas cuentan con flotas de taxis híbridos y eléctricos. ¿Las ventajas para el usuario final? Transporte cómodo, más barato y sostenible. Además, gracias a los motores híbridos y eléctricos los ruidos del coche se reducen casi en su totalidad, haciendo del viaje algo mucho más llevadero y tranquilo.

Las últimas novedades permiten que el aire del taxi esté ionizado, para destruir las bacterias que puedan existir en el aire contaminado del exterior. Por lo que el transporte en taxi pasa a ser un concepto sostenible y saludable.

Estas compañías de taxis pueden optar a la certificación según la normativa ISO 14001 (Norma de Gestión Ambiental) siempre que las emisiones de todos los vehículos estén por debajo de las establecidas por la UE para 2020.

Esta nueva manera de entender el transporte en taxi se extiende poco a poco por ciudades españolas como Barcelona, Madrid y Valencia. No sólo para los residentes, también los taxis ecológicos suponen un guiño hacia el fomento del turismos sostenible.

Post a comment