El Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa es el primer hotel de Europa y séptimo del mundo en recibir la certificación ambiental LEED Platinum, distintivo que regula la condición de edificio sostenible y que concede el US Green Building Council.

En palabras de su propietario y promotor, Francisco Sánchez Arroyo:

en el Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa desarrollamos un proyecto que se convierta en referencia en turismo sostenible a nivel mundial.

Por este motivo, han trabajado sobre tres ejes: la viabilidad económica, la ecología y la equidad. Este enfoque se traduce en beneficios para sus clientes y para el medio ambiente.

avenida-sofia-hotel-boutique

En la construcción se emplearon materiales de alto índice de reflexión solar, a fin de evitar ganancias térmicas indeseadas, así como elementos de protección solar. Otros elementos que caracterizan el carácter sostenible del hotel son:

  • El uso del materiales reciclados y reciclables, teniendo en cuenta la deconstrucción del edificio.
  • El origen renovable de las fuentes de energía utilizadas en un 60%.
  • El empleo de sistemas de iluminación de bajo consumo mediante tecnología LED.
  • El uso de agua reciclada en los sanitarios.
  • Energía solar térmica para el agua caliente sanitaria.
  • Mini-eólica para generar electricidad.
  • Refrigeración y calefacción por ventilación con un sistema VRV (volumen refrigerante variable), que purifica el aire que se respira, neutralizando las emisiones contaminantes como el polen o elementos alérgicos. El sistema de ventilación requiere la estanqueidad del edificio.

En el hotel quieren compartir una experiencia eco-sostenible con sus clientes y liderar el cambio en la forma de entender el turismo, mejorando el entorno medioambiental en el que nos encontramos y reduciendo la factura energética. Cada espacio del hotel tiene que formar parte del conjunto integral de edificio sostenible y lograr un ambiente interior confortable y saludable.

avenida-sofia-hotel-boutique leed

La forma de materializar este deseo ha sido utilizando el estándar de la certificación LEED, que como exponíamos en un artículo anterior, un hotel LEED es aquel establecimiento hotelero que está en posesión de un Certificado ambiental LEED, que lo distingue por cumplir con unos determinados estándares de diseño, construcción y mantenimiento, en el contexto de los edificios sostenibles o edificios verdes.

Clasificación LEED

La certificación LEED garantiza que los inmuebles tienen un ahorro de energía del 30 al 70% respecto a los edificios convencionales, un consumo de agua potable que se reduce entre el 30 y el 50%, y una disminución de residuos que llegan al vertedero estimado entre el 50 y el 90%. En conjunto, las emisiones de CO2 que se vierten a la atmósfera se reducen un 35%.

Como nos recuerdan en Green Living Projects:

desarrollar una certificación LEED es un proceso de alta exigencia técnica y calidad en el diseño y procesos constructivos. Para su éxito es imprescindible un programa de trabajo global, donde arquitectos, ingenieros y consultores LEED actúen de manera integrada y permeable, aprovechando las sinergias que su trabajo conjunto genera.

Según Sánchez Arroyo, los huéspedes valoran la calidad del bienestar como “una sensación de paz, descanso y aislamiento que no pueden encontrar en otros establecimientos”.

En la construcción del hotel se han empleado las últimas tecnologías en construcción sostenible y nos gustaría profundizar en algunas de ellas.

Como apuntábamos anteriormente la estanqueidad es un factor fundamental en un edificio sostenible. Las infiltraciones suponen una de las mayores fuentes de pérdidas energéticas de los edificios y la entrada de contaminantes al aire interior del inmueble, lo que influye en la salud y el confort de los usuarios. El test de infiltraciones de Blower Door es, sin duda, la herramienta clave que tiene la propiedad de garantizar las prestaciones de un edificio sostenible.

blower door test

Una vez garantizada la limitación de pérdidas energéticas, ponemos énfasis en las instalaciones eficientes utilizadas, en este caso un sistema de calefacción ecológico, como el de Paradigma, basado en tecnología solar térmica de alta eficiencia a base de tubos de vacío.

Queremos llamar la atención sobre tecnologías orientadas a aprovechar la energía de los procesos y del entorno.

Los sistemas de recuperación energética, como el de SIMAKA, permiten limitar las pérdidas de energía en forma de calor desaprovechado que se dan en todos los procesos de elaboración y producción. En casos extremos, incluso se tiene que emplear energía adicional, como por ejemplo para refrigerar los equipos. La bajada de un nivel de calor a otro se denomina desnivel térmico. Los sistemas de recuperación de energía hacen que la energía térmica de uno de estos desniveles térmicos vuelva a ser utilizable, incluso en el caso de las variaciones más pequeñas de temperatura. Este potencial de energía y que se encuentre disponible permite optimizar el tamaño de los equipos.

Los sistemas aerotérmicos, como el de BAXI, se basan en el aprovechamiento de la energía térmica existente en el aire exterior para calentar la vivienda o el agua caliente sanitaria. La bomba de calor aire-agua transporta el calor del aire exterior al interior de la vivienda, utilizando un fluido refrigerante como elemento de transporte de energía. Dicho calor se transmite mediante un intercambiador al fluido de la instalación de calefacción o de agua caliente sanitaria. Con la instalación de bombas de calor aire-agua se alcanzan ahorros de más de un 75% respecto a otros sistemas que tienen como fuente de energía la electricidad.

Estos sistemas son la base de la construcción sostenible. Y aplicados a establecimientos hoteleros, son la base de los hoteles sostenibles. Desde MARATUM queremos contribuir a su conocimiento por el beneficio que generan tanto a la sociedad actual como a las generaciones futuras.

¡Enhorabuena!

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!