La meta europea de conseguir edificios más eficientes y sostenibles que respeten el medio ambiente en 2020 también incluye a los hoteles. En España hay más de 15.000 establecimientos hoteleros en los que con un sistema de regulación en las instalaciones eléctricas se pueden conseguir ahorros energéticos de hasta un 30%.

En el sector de la hostelería el mayor consumo se produce en los sistemas de climatización, agua e iluminación. Tomar medidas de ahorro y sostenibilidad puede ayudar a mejorar el confort de los huéspedes al mismo tiempo que se reduce la huella ecológica del hotel.

10 pasos para ser un hotel eficiente

Desde el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) han elaborado un decálogo para orientar a los establecimientos hoteleros que quieran convertir su negocio en un establecimiento más sostenible y eficiente.

  • Elabora una guía con consejos para el personal sobre cómo ahorrar energía en las tareas del día a día del hotel.
  • Es importante monitorizar los consumos incorporando un sistema que mida los consumos para saber cuáles son las necesidades energéticas y donde se puede actuar.  
  • Instala dispositivos que contribuyan a ahorrar agua sin que afecte al confort de los clientes. Las duchas reductoras de caudal, las cisternas de doble descarga o economizadores de agua en los grifos son algunas opciones que pueden suponer un gran ahorro.
  • Sustituye la iluminación tradicional por la iluminación LED.
  • Incorpora elementos de control de iluminación por presencia en las zonas comunes del hotel para que se iluminen únicamente cuando sea preciso.
  • Las calderas de gas natural eficientes suponen un ahorro energético de hasta el 20%.
  • Los sistemas de climatización con recuperador de calor son más eficientes y mejoran el rendimiento ya que permiten aprovechar la energía del aire viciado para climatizar el aire nuevo.
  • Instala sistemas de bombeo eficientes, ya que hasta el 70% del consumo eléctrico de un hotel proviene de los sistemas de bombeo que intervienen en casi todos los procesos energéticos del hotel.
  • Combina la energía tradicional con fuentes de energía renovables como paneles solares, biomasa o geotérmica para producir agua caliente sanitaria o parte de la energía eléctrica.
  • Aísla correctamente la envolvente del edificio del hotel. El aislamiento de poliuretano reduce las pérdidas de energía, y por consiguiente la demanda energética.

Website Comments

Post a comment